¿Sabes qué vendes y lo que tu público está buscando?

Persuadir es útil, pero entender el cliente y sus perspectivas es lo más importante.

Si quieres ‘convertir’ personas en clientes, necesitas entenderlos desde su mundo, sus desafíos y sus frustraciones.

¿Conoces la pirámide de las necesidades?

Es importante identificar el desafío más grande de tu público objetivo e ir escalando a través de las necesidades que cubres, desde la más desafiante.

¿Entiendes sus desafíos, sus dolores?
Diagnóstica sus dolores.

Cuando nos referimos a dolores, se trata de situaciones que estresan o frustran a las personas.

Pueden ser clientes de tipo consumidor, de negocio.

En un inicio, las personas que te conozcan por primera vez, estarán desconfiadas, sea que entren a tu sitio web o tu pieza de marketing.

Ellos saben que estás intentando persuadirlos. Por eso debes entenderlos desde sus perspectivas y diferenciarte.

R

Diferenciar tu contenido

– ¿Qué te hace especial y diferente de la competencia?
– ¿Por qué debe creer en ti?
– ¿Cómo creerte?

R

O la estrategia TOP

– Terapéutico: cómo lo resuelves.
– Original: Lo diferente.
– Probable: Evidencia.

Direccionar el contenido a los beneficios del cliente.

Demostrar las ganancias:

– Ahorrare dinero.
– Haré más dinero.
– Será más fácil o rápido.

Mostrar ejemplos concretos como evidencias.

– ¿Por qué no se convertirán?
– ¿Qué los detendrá de convertirse?
– ¿Qué aman o no de nuestro producto?

l

Escribe en una tabla de 3 columnas información de tus tipos de cliente:

– Sus dolores
– Cómo ayudamos
– Cómo demostramos que ganan

¿Conoces el proceso de compra?

Algunas veces nuestro contenido de sitio web o piezas de marketing está orientado a alguien listo para comprar, pero no siempre el visitante está listo.

Hay diferentes estados por los que pasa el cliente hasta comprar.

Como cliente sé mi problema y empiezo a investigar, pero si entro a una página sobre el tema y me quiere hacer comprar de una, en vez de ayudarme en la investigación, puede que desista de continuar ahí.

Debemos ayudarlo a moverse de estado.

Debemos pensar, si alguien viene a mí sitio web o a mi perfil de red social, ¿qué estarán haciendo? ¿Qué buscarán?

¿En qué parte del proceso de compra están? ¿Mi contenido está preparado para todos los estados?

Y diseñarlos para cada estado.

La información que le será útil dependerá del estado en el proceso de compra y nuestro objetivo será guiarlo para continuar.

Proceso de compra:

– Reconocer una necesidad.
– Buscar información.
– Evaluar opciones.
– Decidir comprar.
– Satisfacción.

Existe una herramienta muy útil para diseñar el proceso de compra de tu sitio web o contenido, se llama ‘Escalera de conciencia’ o en inglés ‘Awareness ladder’.

Una tabla que vas llenando con los pasos del proceso de compra.

g

Columnas:

– Etapa.
– Qué buscan.
– Palabras claves.
– Qué ofrece mi página o perfil.
– Meta.

d

Las etapas son:

– Inconsciente de la necesidad.
– Sé la necesidad, pero no la solución.
– Sé de la solución pero no de tu producto.
– No convencido.
– Casi listo

Tu sitio web y tu contenido digital deben ser una experiencia de conversión.

Mover a la gente por el proceso de compra.

¿Cuántas metas quieres que cumplan en tu sitio web?

Y no lo olvides, registra tus métricas.

Compartir

Comparte este artículo con tus conocidos.