Neurociencia es el estudio de una de las cosas más complejas: el cerebro.

Lleno de millones de neuronas haciendo millones de conexiones, logran la habilidad de pensar, memorizar y formar relaciones.

Hay que pasar de pensar en el ser humano como un ser racional, a un ser humano en un contexto evolutivo.

Que nos dice que nuestros cerebros están diseñados para vivir y satisfacer, necesidades.

El área de marketing usa este conocimiento en neurociencia para descubrir cómo lograr influenciar a las personas.

Al entender el cerebro podemos lograr mejorar la tasa de conversión.

Hay varias herramientas que se usan como:

– Eye tracking para saber dónde observan más.
– Sensor de pulso para ver qué comercial los emociona más.
– Escáner MRI para estudiar la actividad del cerebro.

Nuestro cerebro es como tener 3 cerebros según la evolución.

Partes más antigua.

– Cerebro reptiliano: Se encarga de funciones básicas.
– C. límbico: Emociones, alimentación y reproducción.

Parte más nueva.

– C. racional: Aprendizaje, lógica.

La mayoría de las decisiones se toman en los cerebros más antiguos y no en el cerebro racional.

Eso explica por qué compramos algo por impulso y que luego no usamos.

Todo esto ocurre, porque el cerebro para optimizar recursos le gusta tomar atajos, y toma decisiones basadas en patrones, en presentimientos o en instintos.

¿Por qué? Porque el mundo es complejo y retador y el cerebro trata de ser eficiente.

Cuando visitan tu sitio web, los usuarios vienen con ideas o nociones en un nivel inconsciente.

Puedes usar los patrones para apoyar la toma de decisiones.

El problema es que cada uno de nosotros puede tener diferentes patrones según su crianza y cultura.

Pero no son nuestros patrones, sino los de nuestros clientes los que debemos entender.

Las personas hacen un criterio rápido de la situación, si entran a un sitio y no lo entienden, saldrán rápidamente.

Por eso es importante mostrar información que prepare a la audiencia y logre que se queden y luego apoyen una futura decisión.

Ejemplos cotidianos de neurociencia y marketing:

– La ubicación de los productos en el supermercado, para recorrerlo todo.
– La música en un establecimiento te pone más a gusto.
– El buen olor en una tienda física, el olor a pan en un mercado.

}

En resumen, recuerda:

– La neurociencia te permite aprovechar herramientas para entender el cerebro.
– Esto es importante para seducir al cliente.
– Hay estímulos que apoyan la decisión del cliente.
– Algunos patrones depende del contexto de crianza.

Compartir

Comparte este artículo con tus conocidos.