Desde la universidad se me ha dado más la parte técnica, pero es porque me encanta la algoritmia y para hacer algoritmos debes primero analizar muy bien, esa tal vez es mi habilidad principal. Aún recuerdo ese algoritmo que debíamos hacer en papel sobre el cálculo de potencias, recuerdo que fui la primera en lograrlo, esa sensación indescriptible de poder hacer algo que era difícil, retador, ahí descubrí que estaba en el lugar correcto, porque la clave al desarrollar un algoritmo no es en el algoritmo en sí, sino el análisis, solo si entiendes bien el problema que te dan, la solución se visualiza de manera más clara.

De desarrolladora a mentora en usabilidad

Tiempo después, cuando estaba pensando en qué trabajaría de tesis, estaba emocionada por entender la semántica web, por allá en el 2006 no era un tema muy común y yo estaba fascinada por entender lo que había detrás de las redes (entonces nuevas) y como la web semántica ayudaba a lograr las conexiones entre contactos. Lastimosamente, no pude seguir porque el asesor disponible no podía asesorar en el tema, ya que lo desconocía y buscamos un tema más afín, la minería de datos, él ya tenía proyectos del tema, pero nosotros lo llevamos al nivel web, analizamos data de cientos de MB de logs de acceso del servidor web (Apache) para identificar los patrones de uso de un sitio web. Ahí empecé a aprender sobre usabilidad, sobre cómo los caminos del usuario no son los mismos que los que diseñamos y que, al igual que en un parque, van dejando caminos en el césped que no fueron trazados por el arquitecto.

Siempre de la mano, los conceptos en usabilidad y el desarrollo, porque en ese momento debía hacer algoritmos para identificar patrones de uso y así poder ayudar al diseñador a tomar decisiones al mejorar el sitio web. Recuerdo que el software lo probamos en el sitio web de la universidad y que encontramos lo obvio, diría algunos hoy, resulta que quienes se iban a matricular también consultaban el horario del nuevo semestre, y si, pero lo que sucede es que en ese momento para el estudiante llegar al horario debía tomar otro camino en los clics que era diferente al camino que lo llevaba a matricularse, así que lo obvio no estaba diseñado ‘cerca’ sino que estaban ‘demasiado lejos’.

De desarrolladora a mentora en usabilidad

Una vez graduada y como la mayoría de ingenieros de sistemas busqué un trabajo como desarrolladora, igual era para lo que era buena, así que era lo obvio. Después de 4 meses de búsqueda, empecé en una gran empresa de origen Alemán, que creyó en mí como desarrolladora novata (como olvidar esa fecha 6 de mayo del 2008).

En esta empresa todos los desarrolladores eran hombres, las mujeres estaban en pruebas, y la mayoría de los desarrolladores prefería la capa de negocios y datos, así que mucho del trabajo de interfaz de usuario lo empecé a desarrollar yo cuando llegué, y bueno, como tenía ya unos conocimientos sólidos en usabilidad empecé a hacer las cosas por buen camino. Una época en que las empresas tenía tal vez diseñadores gráficos, pero para hacer los iconos, o la parte visual, que en este caso estaba en Alemania.

Sin embargo, los flujos y los textos no eran óptimos y ahí, mi líder de equipo me invito a investigar más del tema, es como conocí el libro About face 3 de Alan Cooper, ¿sabían que es uno de los desarrolladores del IDE de Visual Basic? Él también saltó de programador a diseñador de productos, y es que en esa época los desarrolladores hacían todo. De este libro, aprendí sobre como mejorar los textos de nuestros software y poco a poco me fueron dando la responsabilidad de diseñar los flujos, y la interfaz de usuario.

De desarrolladora a mentora en usabilidad

La primera app que diseñé en mi trabajo, es tal vez el diseño más feo que he hecho, pero aprendí mucho, ya había leído la teoría, sabía del proceso orientado a metas y empecé a aplicarlo, pero al no tener contacto directo con el usuario, mis fuentes eran los stakeholders, por un lado, alguien que trabajaba en soporte y capacitación con el cliente, y, por otro lado, los expertos de negocio. Al final, ¿qué paso?, recuerdo tanto una reunión para hablar sobre cómo presentar una lista de servicios, y uno de ellos me dijo, ‘¿has visto como muestra las canciones un iPod?’ (si, recién el iPhone iniciaba su camino) Y bueno, una primera gran lección, el usuario consumidor no es el mismo que el usuario trabajador, otra gran lección es no tomar a literal los ‘diseños’ o ‘ideas’ de los stakeholders, esas son entradas de información y uno todavía debe seguir analizando. En ese momento mi rol era desarrolladora, pero ya empezaba mi trabajo en el área.

A partir de ahí, empecé a tomar más responsabilidades en diseño de la aplicación en cuanto a interfaz de usuario, y bueno, también la desarrollaba. Es por eso que empecé a preparar información del proceso de diseño de interacción y cómo debíamos incorporar el rol a nuestro proceso de desarrollo de software, esto me dio la oportunidad de viajar, de capacitarme en San Francisco, de ir a la sede principal de la empresa en Alemania. Es tal vez uno de los logros más importantes en mi carrera, y también personales, pues de donde vengo, jamás imaginé que viajaría por trabajo y mucho menos a Europa o a Estados Unidos. Es una empresa donde pase casi 8 años de mi vida, fue toda una universidad y estaré agradecida por permitirme tomar iniciativas, por poder proponer, por poder probar diferentes roles en el equipo y permitirme liderar proyectos y aprender a tomar decisiones.

Una de esas decisiones fue buscar mi propio rumbo, aquí con Cognitios, empresa que fundé en el 2016, con el objetivo de seguir aportando a acercar a la tecnología con quienes la usan y que no sea un obstáculo, al contrario, que cuando la usen se sientan aliviados porque la tecnología les ha ayudado, por ejemplo, les ayude en su trabajo y así, han podido salir más temprano a su casa.

Y bueno, aquí estamos, si quieres conocer los servicios que estoy ofreciendo te invito a visitar la página principal o si quieres conocer más de quienes somos como empresa, puedes visitar la página sobre nosotros, espero poder tener el gusto de apoyar tus proyectos.

También me gustaría ofrecerte este recurso para descargar:

 

Compartir

Comparte este artículo con tus conocidos.